Lógica de Negocio vs Lógica Funcional

por

Una de las cuestiones más sutilmente diferentes que es necesario tener claro cuando hablamos de orientación a servicios, es el concepto de lógica de negocio frente al clásico concepto de lógica funcional. En esto como en tantas cosas la semántica es fundamental, y por eso conviene ser muy preciso con el vocabulario que usamos porque dos conceptos aparentemte equivalentes pueden no serlo en absoluto.

La diferencia entre lógica de negocio y lógica funcional tiene relación directa con lo que decíamos aquí sobre la orientación a procesos de negocio frente a la orientación a áreas funcionales.

Diferencia entre la logica de negocio y la logica funcional

La lógica funcional es la que todos manejamos desde siempre para definir el alcance y los flujos de información, interfaz de usuario, etc de un sistema de información. Por ejemplo, un diagrama de transición de estados de una entidad ayuda a identificar y definir los estados de una entidad y las transiciones posibles de un estado a otro. Y de esta manera aparece lógica funcional que debe implementar el sistema de información mediante el modelado de datos, la interfaz de usuario, y los procesos internos que resuelvan esa lógica.

La lógica de negocio en cambio se refiere al flujo externo, transversal a la organización, entre distintos sistemas de información dentro y fuera del area funcional.

Dicho de otra forma: para una cierta entidad o proceso, la lógica funcional define lo que ocurre dentro del sistema de información como consecuencia de cualquier evento sobre esa entidad o proceso, mientras que la lógica de negocio define lo que ocurre fuera del sistema de información como consecuencia de aquellos eventos sobre dicha entidad o proceso, que tengan impacto en procesos de negocio (y por tanto, en otras areas funcionales y sistemas de información).

En mi opinión es muy importante tener clara esta diferencia para hacer unos análisis correctos, tanto funcionales como de procesos de negocio, y para hacer un diagnóstico acertado sobre qué puede ser un servicio (de negocio) y qué no.

No confundamos la lógica de negocio en un escenario SOA-BPM, con la capa de negocio de una arquitectura de tres capas clásica de un sistema de información. Como veis la semántica nos pone constantemente trampas y es muy fácil mezclar conceptos de distintos paradigmas y arquitecturas. Supongo que es el precio que pagamos los informáticos por dedicarnos a una disciplina que evoluciona tan rápido.

Te puede interesar

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. CEP, potenciando los servicios en la estrategia SOA - […] esta lógica de negocio es lo que resuelve la orquestación de eventos, el motor de los servicios de negocio.…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigueme en las redes

Share This