El tridente SOA – BPM – EDA

por

Posiblemente sea buen momento para recopilar en una entrada los tres pilares que conforman la estrategia SOA: el tridente SOA-BPM-EDA. Es conveniente subrayar la importancia que tienen y el papel que desempeñan, antes de seguir adelante ampliando y profundizando sobre todo esto.

Me tienta mucho proponer una definición muy simple de lo que es SOA. Sería algo como esto:

 

“SOA es, básicamente, como deberían hacerse las cosas“.

 

Naturalmente hay un poco de broma en esto, pero no todo. Porque en el fondo de esa simplificación hay una realidad: SOA muestra una forma de hacer las cosas en materia de plan de sistemas, requerimientos de interoperabilidad, modelado de procesos, modelado de datos, pruebas, documentación, estandarización, abstracción y reutilización, que son tan evidentes en su enunciado que resulta sorprendente que haya que recuperarlo.

 

El primero de los pilares en que se apoya una estrategia SOA es el análisis y modelado de procesos, BPM.

Atención, porque BPM tiene su propia historia, metodología, notación estándar, objetivos y razón de ser. El análisis, gestión y optimización de los procesos de negocio de una organización es una disciplina en pleno auge que, en sí misma, no guarda relación con SOA ni lo necesita.

 

 

Sin embargo, BPM tiene algunas características que lo hacen especialmente útil y atractivo para completar y potenciar SOA como estrategia empresarial en TIC (de hecho los proveedores de las principales suites SOA incluyen de una forma u otra herramientas BPM):

  1. Se orienta a los procesos de negocio, no a las areas funcionales; es más, promueve ese cambio de enfoque, que otorga a los requerimientos de interoperabilidad el valor que realmente tienen para la organización, y
  2. Tiene una notación estándar (BPMN) muy sencilla y fácil de entender, excelente para unificar la comprensión del negocio en distintos perfiles. Esta notación, además, cubre los flujos de mensajería y eventos de todo tipo, lo que encaja como un guante con el resto de la estrategia.

 

BPM permite orientar la estrategia SOA hacia los procesos de negocio, identificando patrones, eventos y procesos relevantes para el negocio

 

BPM en definitiva nos permite modelar y analizar los procesos de negocio transversales de la organización, para descubrir requisitos de interoperabilidad o patrones de procesos que se repiten y que podrían ser publicados mediante servicios de negocio o reglas de negocio.

 

El segundo pilar de la estrategia SOA sería EDA (arquitectura conducida por eventos). Se trata de un enfoque que promueve la asincronía entre los sistemas implicados, y por tanto minimiza el acoplamiento, partiendo de la comunicación proactiva de los eventos de negocio, y la suscripción a los mismos de los sistemas interesados en cada evento.

 

De esta forma cada sistema de información se centra en dos ejes: unos requisitos funcionales, pertenecientes al area funcional al que pertenece, y unos requisitos de interoperabilidad, correspondientes a la publicación de los eventos de negocio que interesan al flujo de procesos, y suscribiéndose a los eventos de negocio que le interesan según el flujo de procesos.

 

EDA en la estrategia SOA aporta bajo acoplamiento y alinea el Ecosistema de Informacion con los eventos de negocio mediante integraciones asincronas

 

De esta manera los sistemas ya no se integran entre sí, sino que adquieren un rol definido, autocontenido, encapsulado, de caja negra para el resto de sistemas, eliminando el acoplamiento y abaratando sensiblemente los proyectos evolutivos y el mantenimiento correctivo del mapa de sistemas. Un mapa de sistemas que se convierte en una especie de ensamblaje de piezas al servicio del negocio.

 

¿Y SOA? ¿En qué queda? ¿En el título?

Para ir ensayando analogías, podríamos decir que BPM y EDA son los dos actores principales, y SOA es la película.

 

SOA establece el marco estratégico, documental, metodológico y normativo para la planificación y ejecución de los proyectos TIC con requerimientos de interoperabilidad (casi todos), mediante la publicación de un catálogo de servicios de negocio reutilizables, la unificación y estandarización de la semántica del negocio y la optimización de toda la infraestructura del mapa de sistemas de la organización, desembocando en una reducción significativa de costes a medio y largo plazo.

 

Y como ocurre en el cine, otros muchos esfuerzos participan en la creación de la película. Hay otros actores y participantes que iremos visitando en este blog.

Continuará…

 

Te puede interesar

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. BPM en la estrategia SOA: el conocimiento del negocio. - […] información que resulta clave para la estrategia SOA. Tanto es así, que BPM constituye uno de los tres elementos…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigueme en las redes

Share This