Ecosistemas de Información: la organización empresarial orientada a servicios

por

Hace pocas entradas, concretamente cuando hablábamos de la implantación de la estrategia SOA, comentábamos por encima el modelo de madurez de una organización desde el punto de vista de su orientación a servicios. En esta entrada no vamos a hablar de los distintos niveles de madurez de una organización desde el punto de vista de la implantación de una estrategia SOA. Vamos a ir un poco más allá y vamos a plantear un modelo conceptual de la organización orientada a servicios tras una implantación completa (teórica) de una estrategia SOA. Se trata de una visión conceptual que pretende ilustrar la forma en que SOA puede transformar a las organizaciones en su evolución desde un conjunto de sistemas interconectados entre sí, hacia los ecosistemas de información.

La estrategia SOA permite transformar su mapa de sistemas en un Ecosistema de Informacion

 

Todos estamos acostumbrados al concepto de Sistema de Información (SI). Todo SI está diseñado para cubrir una serie de necesidades, normalmente en el contexto de una determinada área funcional (clientes, facturación, contratación, medios de pago, recursos humanos, cobros, radiología, citas, fraude, marketing, logística, etc, etc).

Dentro de una organización, tanto en el sector privado como en el sector público, las distintas áreas funcionales que intervienen en la producción de su producto final o servicio están relacionadas entre sí mediante lo que se conoce como cadena de valor. A lo largo de este blog, hemos hecho referencia varias veces al importante avance que supone para una organización poder orientar su mapa de sistemas de información, para dar respuesta en tiempo real al flujo de procesos de negocio que implementan esa cadena de valor. De esta manera, el producto o servicio que la organización pretende ofrecer, está disponible o adaptado a cualquier nueva necesidad o iniciativa estratégica mucho antes, lo cual supone una clara ventaja competitiva.

 

Cuando hablamos del mapa de sistemas de una organización pensamos sobre todo en sus SI, infraestructura de comunicaciones, etc. Pero la organización orientada a servicios, bajo una estrategia SOA, implica a muchos más componentes, empezando por los propios profesionales, desde el responsable en TIC hasta los proveedores TIC, pasando por los responsables de gestión de cambios, sistemas, calidad, etc, los responsables funcionales, y los propios jefes de proyecto de la organización. Todos, en sus respectivos roles, deben estar “orientados a servicios”.

Todos estos sistemas relacionados entre sí, forman a su vez, a otra escala, un sistema. Estuvimos hablando de esto cuando vimos algunas analogías con las que ilustrábamos el impacto que tiene SOA en la evolución de las TIC en el ámbito empresarial. Desde ese punto de vista, podemos considerar la organización empresarial como un sistema, formado por la interacción de un conjunto de SI.

 

Cuando ese macro-sistema que es la organización se orienta a una estrategia SOA, adopta un funcionamiento óptimo, proactivo, coordinado, orquestado desde el negocio mediante un conjunto bien definido de servicios estándar publicados en el ESB. Cada uno de los SI que forman esa organización conoce qué eventos debe comunicar al ESB, mediante qué servicios, y qué eventos necesita recibir del ESB, y mediante qué servicios. La recepción de estos eventos desde cada proveedor de servicios, su procesamiento, la aplicación de las reglas de negocio que correspondan, y la comunicación de tales eventos a los consumidores de servicios, se lleva a cabo en el ESB mediante la implementación de los servicios SOA. Estos servicios, de menor o mayor complejidad, representan un patrón de procesos, tareas, flujo y reglas extraídos del análisis de los procesos de negocio de la organización.

De esta manera, cada uno de los SI que participan de este tipo de escenarios se comporta de forma encapsulada, autocontenida, autónoma, intercambiando información con la organización, produciendo información a base de sus eventos propios, y consumiendo información que otros SI han producido.

Desde el punto de vista de la estrategia SOA, las organizaciones funcionan como Ecosistemas de Informacion

 

Echando mano de nuevo de las analogías, podríamos plantear las siguientes semejanzas si pensamos en una organización empresarial con una estrategia SOA implantada, en un estado ideal de madurez:

  • El conjunto de SI que pertenecen a una organización se comporta de manera similar a como lo hacen los distintos agentes que forman un ecosistema.
  • Las reglas del negocio actúan como las leyes de la física y la biología, estableciendo las relaciones causa y efecto que gobiernan todas las interacciones entre los SI de la organización.
  • Los SI de una organización serían como los seres vivos de un determinado hábitat, cada uno diseñado de forma independiente del resto, realizando las funciones que le corresponden, y relacionándose con el resto de SI siempre a través de las reglas del negocio, cada uno en su rol de productores (o proveedores de servicios), y consumidores.
  • La gobernanza SOA sería la responsable de mantener el equilibrio de ese ecosistema, estableciendo de qué manera se deben relacionar los distintos sistemas, qué servicios proveen y consumen cada uno, bajo qué estándares, analizando constantemente el estado de salud del ecosistema para ajustar lo necesario para mantener el equilibrio adecuado, etc, etc.

 

El modelo que planteamos presenta a la organización empresarial orientada a servicios como un Ecosistema de Información, cuyo equilibrio y funcionamiento viene dado por un mapa de sistemas desacoplado, interconectado mediante servicios estándar reutilizables a una infraestructura central (ESB), donde se implementan las reglas del negocio y las orquestaciones de los eventos que son inherentes al negocio. Los SI de la organización se comportan como habitantes de este Ecosistema de Información, produciendo eventos y consumiendo eventos, intercambiando información mediante estándares, y siguiendo las normas establecidas desde la gobernanza SOA.

 

De la misma manera que se habla de distintos ecosistemas, a distintas escalas, y de distintos hábitats, también es posible hablar de distintos “hábitats de negocio”, ámbitos de negocio, que desde un punto de vista teórico podrían ser modelados con un conjunto estándar de servicios (eventos, orquestaciones, reglas de negocio, y mensajes) que definan ese particular ecosistema, de forma genérica. Así hablaríamos del Ecosistema de Información “Financiero”, del Ecosistema de Información “Sanitario”, del Ecosistema de Información “Judicial”, etc, etc, etc.

La estrategia SOA permite transformar Ecosistemas de Informacion en todos los sectores bajo un mismo enfoque

 

En futuras entradas profundizaremos un poco más en esta idea, quizá planteando la forma en que estos modelos estándar de Ecosistemas de Información por ámbito de negocio puedan ser implementados por cada organización o empresa particular.

 

Todo ello, sobre los firmes cimientos que proporciona una estrategia SOA.

 

Te puede interesar

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. SOA y los Ecosistemas de Información: una visión global necesaria. - […] unos meses publiqué en este blog una entrada donde hablábamos de los Ecosistemas de Información como símil de una organización…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigueme en las redes

Share This